miércoles, 13 de abril de 2011

¿Por qué una lagartija sólo puede regenerar su cola al cortarla y no puede crecer una pata?

Alguna vez hemos visto una lagartija que se las corta la cola y sabemos que le crece una nueva, ¿cómo ocurre este proceso? Les vuelve a crecer pero se trata de una cola más corta, sin escamas, las vértebras son sustituidas por un tubo de cartílago, y su médula espinal es sustituida por tejido epitelial sin terminaciones nerviosas.
¿Sabías que pueden desprenderse de la cola voluntariamente? Es cierto que pueden desprenderse de ella sin necesidad de que se la corten, y esto lo pueden hacer para despistar a un depredador, ya que como muchos sabéis al desprenderse de la cola, se empieza a mover de un lado para otro y eso despista al depredador y ¡mientras la lagartija aprovecha para huir! Así consigue perder la cola, pero no la vida.

Otra pregunta que se podría plantear es ¿por qué es capaz de volver a crear su cola pero si pierde una pata no es capaz de regenerarla? Tiene la capacidad de regenerar la cola porque la necesitan para su movimiento diario, su cortejo sexual y para almacenar grasa para temporadas de falta de alimento. Sin embargo, no es capaz de generar una pata porque necesita una células madres especializadas y procesos similares al periodo embrionario. Por lo tanto, es un proceso muy costoso y no merece la pena.

Por último, ¿son los únicos que pueden hacerlo? No, por ejemplo las salamandras son capaces de generar la cola, patas, dientes... Otro ejemplo típico es la estrella de mar capaz de regenerarse a partir de un solo brazo y un quinto del brazo central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.